La organización

 

Las raíces de la IAC se remontan a 1981, con la fundación del Centro de Conciencia Continua (CCC) en Río de Janeiro, Brasil. El CCC realizó varias investigaciones experimentales sobre la conciencia, y organizaba periódicamente conferencias por todo Brasil. La gran demanda de la información difundida por el CCC, con una estructura bien detallada y comprensible, llevó a la fundación en enero de 1988, de la primera organización concienciológica. En 1994, la concienciología se expandió a nivel internacional, principalmente en Norte América y Europa. Los pioneros de aquel entonces son personas que hasta el día de hoy forman parte del equipo de la IAC.

Este proceso de expansión internacional definitivamente condujo al establecimiento de la International Academy of Consciousness (IAC) – Academia Internacional de la Conciencia. La Academia se fundó formalmente en el año 2000 con el fin de desarrollar un centro de investigación. Este objetivo se fue ampliando, y en el año 2002 la IAC incorporó todos los centros concienciológicos educativos de Europa y Norte América. Aquello marcó el lanzamiento oficial de la IAC en su forma actual como una organización enfocada tanto a la investigación, con su centro de investigación Europeo – Campus de Investigación IAC -, como a la educación, a través de sus centros educativos internacionales. Al día de hoy, la IAC es una organización verdaderamente global con objetivos muchos más amplios tanto a nivel educativo como de investigación, teniendo una presencia permanente en los cinco continentes en varios países alrededor del mundo.

El primer presidente de la IAC, Wagner Alegretti (2001 – 2014), ha permanecido como uno de los investigadores más destacados en este campo desde 1982. Fue un miembro clave en la creación del CCC, así como fundador de otras organizaciones. En 1988, Alegretti fue cofundador de la primera organización para el desarrollo de la concienciología, siendo su director durante cinco años. Junto a Nanci Trivellato comenzó la tarea de hacer la concienciología más asequible a nivel internacional. Además de Alegretti y Trivellato, varios fundadores y primeros miembros de esta ciencia permanecen hasta hoy involucrados en la IAC, resultando en varias décadas de experiencia internacional y educación conciencial.


La misión de la IAC es proporcionar asistencia a todas las personas por medio del esclarecimiento de la naturaleza multidimensional de la conciencia y todas las implicaciones asociadas con esta realidad. Estimular la expansión de la lucidez a través de la difusión de una información pragmática, el empleo de la lógica, el discernimiento y los más altos principios cosmoéticos. El trabajo de la Academia está fundado en principios científicos de actualidad y tiene como objetivo profundizar en el conocimiento humano de acuerdo con el paradigma conciencial. Además, está llevando a cabo investigaciones científicas académicas que facilitan la autoexperimentación multidimensional. La IAC exalta la autocrítica y anima a las personas a verificar por ellas mismas la naturaleza multidimensional de la existencia.


 

La IAC está dirigida por voluntarios, con un equipo de alrededor de 100 personas (censo de julio de 2014). Todos los voluntarios proceden de diferentes campos profesionales, como, antropología, arquitectura, consultoría, contabilidad, derecho, diseño gráfico, educación, enfermería, finanzas, informática, ingeniería, investigación clínica, medicina, negocios, odontología, promoción inmobiliaria, psicología, recursos humanos, trabajo social y otros, enriqueciendo y añadiendo de esta forma una visión más flexible y multidisciplinaria a los estudios.

A fecha de Julio de 2014, el cuerpo educativo de la IAC está compuesto por instructores plenamente entrenados procedentes de varios países, como lo son Alemania, Brasil, Canadá, Colombia, Ecuador, EEUU, El Salvador, España, Italia, México, Portugal, Reino Unido y Venezuela. Los instructores de la IAC pasan por un riguroso entrenamiento que generalmente toma varios años, lo que garantiza su nivel de conocimiento y experiencia sobre el tema. Cada uno de ellos enriquece la IAC con su propia educación académica, así como con su procedencia cultural.


 

Aunque la IAC es una organización que estudia y enseña técnicas para el desarrollo de las capacidades parapsíquicas, aboga por un sentido sano de escepticismo y mente abierta. La IAC no está afiliada a ninguna organización religiosa, política o gubernamental y sus actividades son únicamente con fines educativos y de investigación.

La concienciología, como todas las ciencias, no está centrada en ningún individuo o autoridad en particular, y con el fin de hacer el estudio más abierto y científico en su naturaleza, anima activamente a todos a cuestionar cualquier intento de controlar, centralizar u homogeneizar cualquier área del conocimiento. La IAC sostiene que el desarrollo y la evolución personal se produce como resultado, entre otras cosas, de la razón, el rigor, la ecuanimidad, la buena voluntad, el discernimiento, la persistencia y el esfuerzo personal; y que la responsabilidad de ese crecimiento es intransferible y único de cada persona. Finalmente, su base está en profundos principios personales y en la cosmoética.

La IAC se esfuerza en informar a las personas de su realidad más amplia para que puedan refinar sus perspectivas sobre la base de un mayor conocimiento. La posición de la IAC es más bien la expresión lógica de las ideas y la presentación de argumentos que fundamenten y asienten el conocimiento ya existente, respetando, no obstante, la libertad de cada individuo a pensar y actuar en su vida de la forma que considere apropiada. Por lo tanto, la IAC fomenta la racionalidad y las experiencias personales, sin las cuales es raro una autentica transformación. La Academia tiene como objetivo también ofrecer su material de investigación extraído de las experiencias personales, así como de los resultados de investigaciones interdisciplinarias de la neurología, la psicología y la parapsicología de la manera más objetiva y académica posible.

La IAC lleva a cabo metodologías de investigación utilizando la primera (experiencias personales, subjetivas), segunda (el desarrollo de las habilidades de los demás, intersubjetivas), y tercera persona (laboratorio). Este enfoque fomenta el uso de todas las facultades de la mente (razonamiento, discernimiento, intuición, habilidades psíquicas, etc.) para crear una visión más completa y precisa de la conciencia y de la realidad.

La IAC está comprometida con la continuación de su investigación y misión educativa de enseñar y desarrollar el campo de estudios de la conciencia, siguiendo sólidos principios éticos y científicos. Estos esfuerzos facilitan la difusión de la información de una manera neutral, objetiva y de alta calidad mientras se respeta la libertad y la elección personal.

De esta manera el trabajo concienciológico de la IAC estimula la expansión de las muchas perspectivas coherentes con la compleja realidad de un universo multidimensional. Su revista científica, el Journal of Conscientiology, está libre de censuras y abierto a investigadores de diversas especialidades y formas de pensar. Las conferencias y simposios ofrecen la oportunidad de presentar diferentes métodos de investigación y filosofías científicas a fin de contribuir a una mayor comprensión de las aptitudes multidimensionales y al desarrollo del paradigma científico de una manera más global y menos materialista.


En el desarrollo de sus investigaciones, actividades educativas y administrativas, el equipo de la IAC, facultativos, académicos, voluntarios y directores, tienen como objetivo permanecer coherentes con los siguientes principios:

  • Respeto a la libre voluntad de cada individuo.
  • Respeto a todas las conciencias como iguales, teniendo en cuenta los méritos con respecto a sus capacidades, habilidades, especialidades y logros productivos.
  • Apoyo a los voluntarios en el desarrollo de sus cualificaciones concienciales y profesionales necesarias en el área de sus actividades en la organización.
  • Esmero en la creación de una atmósfera de transparencia y sinceridad proporcionando una comunicación abierta y constructiva para ayudar a las personas a incrementar su autoconocimiento, desarrollo de su auto lucidez y evolución sin estigmatizaciones o etiquetas inapropiadas. Todos los miembros del equipo y demás personas son invitados a unirse a este clima positivo y acogedor.
  • Considera a sus alumnos, voluntarios, miembros, colaboradores y amigos que comparten sus principios científicos y éticos, como los elementos más importantes en el trabajo.
  • La IAC es un reflejo de, en primer lugar, su cuerpo de instructores, es decir, aquellos que directamente asisten en la enseñanza de la información, que puede ser vital y de liberación para los seres humanos, y en segundo lugar su cuerpo de investigadores, que llevan a cabo experimentos científicos, trabajos académicos y luego publican sus conclusiones, sistematizando así el conocimiento y la realización de los análisis del fenómeno para ayudar en la expansión de este campo.
  • Los instructores se esfuerzan en tener una información bien fundamentada con abordajes expertos de los tópicos que se enseñan, para así poder trasmitirlos de la forma más precisa posible y significativa con un enfoque universalista y multidisciplinario, permaneciendo al mismo tiempo con la mente abierta. A través de su experiencia práctica, los instructores ayudan a la creación de un consenso más amplio del conjunto de conocimientos y, por tanto, manteniendo una coherencia con lo que enseñan.
  • Esfuerzo en tener un ambiente en el que el vínculo entre los individuos está basado en la programación existencial de cada uno (propósitos de vida), tareas vigentes, y afinidad cosmoética respecto a los objetivos; haciendo de todas las personas una familia evolutiva que disfruta el trabajo, colaboración y producción en conjunto.

La IAC ha impulsado el mayor número de colaboraciones entre organizaciones concienciológicas. Hasta la fecha, la IAC ha ofrecido mas de 200 eventos mancomunados, con miras hacia la integración, el intercambio de información y la colaboración recíproca.

El propósito de la IAC es crear oportunidades para compartir eventos planificados en colaboración con otras organizaciones, con el fin de favorecer esfuerzos conjuntos que permitan beneficiar a una mayor audiencia. Los congresos organizados por la IAC son iniciativas en este sentido, ya que investigadores de diversas disciplinas están invitados a presentar sus enfoques y puntos de vista sobre los diversos temas, dentro del ámbito de cada conferencia

 

La IAC informa que, desde marzo de 2014, no forma parte del grupo de instituciones afiliadas a la UNICIN (Unión de Instituciones Concienciocéntricas Internacionales), con sede en Foz de Iguazú, Brasil. Clic aquí